Opinión

El Poder de la Juventud.

Escrito por: Ricardo Chang.

No hay más fuerza en el mundo que la misma que impulsa a que la vida de cualquier ser humano siga adelante. No se trata de clasificar o separar unos de otros, más allá de color, credo, raza o status social. Los jóvenes son la base de la sociedad futura inmediata, los jóvenes son nuestros jóvenes.

Sin duda hoy las redes sociales son uno de tantos instrumentos para comunicarnos con ellos y entre ellos mismos, la tecnología vista como base de interacción virtual, teniendo también su propia responsabilidad. No digo que regulemos las herramientas tecnológicas, pero si usarlos como hilos conductores para saber qué hacer en este capítulo donde la globalización está presente en todos los rincones del mundo.

La industria del internet nos ofrece cada día mayores vinculaciones, pero también es visto por los jóvenes como plataforma fundamental para las oportunidades de empleo, de autoempleo y generación de proyectos, particularmente los estructurados en voz, datos e interacciones.

Nuevas habilidades es parte del ciclo del aprendizaje, lo que en casa se cocina, es lo que se conoce, pero, ¿qué sucede cuando nuestros jóvenes descubren nuevas cosas en el transcurso de la vida? Pues lo más común es el perfeccionar su entorno, por ello se vuelven más responsables con el medio ambiente, se convierten en descubridores de los nuevos entornos económicos y exploran nuevas oportunidades laborales, se redescubren por sí mismos.

Sin duda el bienestar, no se basa en la oportunidad que toman, sino las que se generan, por ello, una tendencia inevitable es que cada día hay más jóvenes involucrados en ser catadores, especialistas en turismo, blogueros, en moda, desarrolladores de videojuegos, en empresas sociales, entre otros, aspirando a tener buenos ingresos en dichas actividades vistas como una oportunidad y no un trabajo.

Los jóvenes en general aspiran al orgullo nacional, es decir, no les importa decir que son mexicanos, cubanos, chinos o africanos, porque la base de ello es nuestro propio arraigo, que en el núcleo familiar le llamamos: costumbres y tradiciones, cuales son basadas de acuerdo a nuestra cultura.

Necesitamos a más jóvenes tomando decisiones en el Gobierno, en los Recintos Legislativos, en los Juzgados, en las empresas, en el deporte, en las investigaciones científicas, necesitamos impulsar el talento de ellos hoy, no podemos pensar en mejorar el mundo, si a nuestros jóvenes, no les fomentamos la fortuna de tener vida.

Categorías:Opinión

Etiquetado como:,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s