Coyuntura

ENTREVISTA: Prof. Quentin Grafton- Responsable de la Cátedra UNESCO en Hidroeconomía y Gobernanza Transfronteriza de las Aguas | ODS 6: Agua Limpia y Saneamiento

Fuente: Presidencia El Faro Luz y Ciencia, lunes 26 de octubre de 2020, Ciudad de México.

Entrevistado por: Roberta López y Lizbeth González* Miembro de la Red El Faro para la Agenda 2030.

Con el pleno compromiso de redoblar los esfuerzos por alcanzar las metas comunes globales acordadas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de Naciones Unidas ante un escenario de consecuencias sanitarias, sociales y económicas resultantes de la pandemia COVID-19, y para acercar la información asertiva, hemos realizado una serie de entrevistas a los principales actores multilaterales internacionales: los Organismos Internacionales Gubernamentales; con el fin de dar a conocer las propuestas, recomendaciones y acciones a favor de esta Agenda tan importante para la humanidad y el planeta.

Es por ello que en esta ocasión los invitamos a leer la entrevista exclusiva al Profesor Quentin Grafton quien es Responsable de la Cátedra UNESCO en Hidroeconomía y Gobernanza Transfronteriza de las Aguas y Director del Centro de Economía del Agua, Medio Ambiente y Políticas de la Escuela de Políticas Públicas Crawford de la Universidad Nacional Australiana. 


Para Naciones Unidas el agua es el epicentro del desarrollo sostenible, fundamental para el progreso socioeconómico, la energía, la producción de alimentos y para la supervivencia de la vida en el planeta.  Es un decisivo vínculo entre la sociedad y el medioambiente, pero sobre todo representa un futuro próspero y equitativo para la humanidad, por esta razón, el manejo sostenible del agua se ha reconocido como uno de los ejes centrales de la nueva Agenda 2030, con el Objetivo 6: Agua Limpia y Saneamiento.

Leer más: Objetivo 6: Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos

Atendiendo a las razones anteriores, hoy más que nunca la seguridad hídrica representa el sine qua non del desarrollo sostenible y por tanto un amplio compromiso con instituciones como la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura UNESCO, a través de sus diversas Cátedras que buscan acercar el conocimiento a la sociedad; ejemplo de ello es la Cátedra de Hidroeconomía y Gobernanza Transfronteriza de las Aguas.

En esta ocasión los invitamos a seguir de cerca la entrevista al Dr. R. Quentin Grafton, Responsable de esta Cátedra UNESCO elemental para entender el ODS 6 desde la gobernanza.

Ver entrevista completa:

R. Quentin Grafton es Licenciado en Economía Agrícola de la Universidad de Massey, cuenta con una Maestría por parte de la Universidad Estatal de Iowa y un Doctorado en Economía de la Universidad de Columbia Británica. Es Profesor de Economía, Coordinador del Water Justice Hub y Director del Centro de Economía, Medio Ambiente y Políticas del Agua CWEEP en la Escuela de Políticas Públicas Crawford de la Universidad Nacional Australiana. Asimismo, se ha desempeñado como Director Ejecutivo en el Instituto Nacional Australiano de Políticas Públicas ANIPP. A lo largo de su vida ha recibido varios premios prestigiosos, incluido el Premio Eureka Profesor Peter Cullen de la Comisión Nacional del Agua para la Investigación e Innovación del Agua (2011), el Premio de los Vicerrectores de Educación, Excelencia en Supervisión. Es especialista en políticas públicas relacionadas a problemas medioambientales, especialmente la sobreexplotación y gestión de los recursos renovables (en particular el agua y la pesca). Fue Presidente y también Miembro Distinguido de la Sociedad de Economía de Recursos y Agricultura de Australasia, es Fundador y Editor Ejecutivo del Foro Global del Agua y Coordinador de las acciones de Ginebra sobre la seguridad humana del agua. Ha publicado más de 160 artículos académicos en algunas de las principales revistas del mundo en economía y ciencias de la vida (como Science and Nature Climate Change, Nature Sustainability).

A través de dicha Cátedra como mecanismo flexible que fomenta el avance de la ciencia y propicia la transferencia de conocimientos mediante la cooperación, el Dr. Quentin Grafton comparte las recomendaciones, acciones que está generando la UNESCO para disponer de los ejes centrales de la seguridad hídrica: disponibilidad de una cantidad y calidad aceptable de agua en lugares donde existe el agua potable y asimismo, los retos existentes.

“La UNESCO tiene un presupuesto reducido, que se ha vuelto disminuido tras los acontecimientos actuales, por lo que, en términos de manejar estas necesidades, solo ha sido capaz de realizar los progresos primariamente fundamentales. Sin embargo, representa toda una estructura que fortalece los conocimientos y mecanismos, es un esfuerzo global con muchas aportaciones, ha tenido grandes estudios, pero que para llevarlos a cabo, se requiere no sólo la presencia de la UNESCO, sino de otras organizaciones de la ONU, de diversas organizaciones de desarrollo de la sociedad civil y gobiernos que se involucren; ya que a menos de que estén familiarizados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la gran mayoría no se lograrán para el 2030”.

A su vez, nos comparte que el Objetivo 6; Agua Limpia y Saneamiento, es un ODS del que nos enfatiza, posiblemente no se logrará las metas en números enteros, sin embargo, rescata que recientemente se ha realizado un trabajo arduo para analizar las oportunidades dentro de este Objetivo, en proyección de las vías posibles:

No lograremos agua para todos en términos de agua potable, y también en términos de saneamiento y salud del agua, por lo que tenemos un gran número de personas en 2020, ¡más de dos mil millones!, que no tendrían acceso a lo que yo consideraría agua potable, y posiblemente 4 mil millones más en términos de lo que yo consideraría que es agua bien administrada y de instalaciones de saneamiento y salud del agua”.

Es crítico si consideramos que es el líquido elemental para la supervivencia humana y planetaria. Para ello, igualmente nos expresa que desde hace décadas, el agua ha ocupado un espacio nodal en la UNESCO, enfocada principalmente al contexto de la investigación y el apoyo del desarrollo de la misma, en el cual, se ha tenido un progreso particular en el contexto de los problemas transfronterizos, así como las aguas subterráneas a través de la reunión de diversos actores que aporten al progreso de las problemáticas en torno al recurso.

Respecto a la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos conocida como GIRH, que es el medio para conciliar la seguridad hídrica y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el Dr. Quentin considera que las áreas que se pueden mejorarse a nivel internacional giran en torno a la gobernanza intensiva, donde asienta como ejemplo la realidad hídrica en Australia: “Hay una falla continua en términos de agua y en términos de cómo se gobierna, se administra y se toman las decisiones, por lo que considero que habrá mayores brechas reales en la escala global y, por supuesto, en países individuales y regiones”.

Continúa el Profesor: “En el sentido organizativo, el sistema de la OCDE destacó una serie de principios de gobernanza del agua en términos del tipo de cosas que se deben hacer, así que creo que está bastante claro aquello que se debe hacer, sin embargo, lo importante es: ¿Cómo se hace?, considero que esa es la pregunta de los miles de millones de dólares … y hemos estado luchando aquí en Australia, que como sus oyentes sabrán, es un país rico y estoy tratando de que el gobierno australiano firme,  y debo decir que aún cuando se suscribió en términos de estos principios de gobernanza del agua, el dinero se utiliza de forma inadecuada, aún en áreas prioritarias … y por mucho que sorprenda  para algunos de sus oyentes, hay de hecho miles de australianos que no tienen acceso a lo que usted o yo consideraríamos aceptable, por tanto hay una falla en la Gobernanza”.

El Doctor concientiza que parte la solución es empezar a utilizar la teoría del cambio, es decir, visualizar dónde está nuestro objetivo, a dónde se quiere llegar, pero sobre todo tener un plan estratégico sobre lo que se va a hacer:“… eso falta en la comunidad del agua a escala global y lo que falta es que a menos que hagamos las cosas de manera diferente, no lograremos el ODS 6: Agua para todos”.

En dicho orden, el Profesor Quentin comenta que la UNESCO ha planteado un llamado a la acción, para contribuir a este Objetivo 6, a través de reunir de los Responsables de las Cátedras y tratar de responder a los problemas relacionados al recurso tanto en países desarrollados como en desarrollo:

“Somos alrededor de 35 accionistas en total, tal vez 40, y tanto en Alaska como en India, se ha desarrollado la investigación y el desarrollo entorno al recurso de una manera multidisciplinaria y con agendas en común … es un logro, … la UNESCO hizo un cambio de actividad importante, en julio de 2017 en Ginebra, en el que el contexto fue reunir a las Cátedras UNESCO para la acción, lo que ha traído aprendizajes coordinados”. 

Esta estrategia ha permitido dinamizar los esfuerzos en un claro marco de gobernanza global, El sentido es la humanidad … que con las ciencias sociales, todos juntos, trabajamos para tratar de responder a algunos de estos grandes problemas del Objetivo 6

Por otra parte, nos explica cómo es que se ve inmiscuida la economía del agua -o también llamado hidroeconomía– dentro de la seguridad hídrica, además de los desafíos que puede alcanzar a visualizar dentro de la Cátedra UNESCO de la que es Responsable, así como las áreas de oportunidad en las que participa:

“La economía del agua es una disciplina o subdisciplina de la economía que es la forma en que se asigna al agua en un sentido óptimo y trata de comprender el modelo en que podrían ser los mercados del agua y otros enfoques para establecer precios importantes, por ejemplo, para ver cómo se pueden obtener mejores resultados, y eso es esencialmente, en sentido práctico, lo que hace como resultante”.

El Dr. desde la visión de un experto economista en el agua, comparte que él se encarga de analizar los mercados de agua en Australia, con la finalidad de brindar mejores y mayores beneficios en épocas de sequía y con ello, su inteligente uso, mismo que tiene un excelente uso a través de la Justicia del Agua:

“La Justicia del Agua parte de tres pilares para la administración del recurso, la primera es la justicia básica, de la que hablamos en términos de necesidades humanas básicas de agua, y agua potable; la segunda forma, es la justicia distributiva que es básicamente una parte justa para todos y luego el tercer aspecto es la justicia procesal, que se trata de personas que se ven afectadas por las decisiones que se toman con respecto al agua, personas que no han sido escuchadas y que les han dado una voz y su respectivo lugar en la mesa. En este sentido, los problemas de justicia básica, distributiva y procesal, no se resolverán con los mercados del agua. Entonces, si es justicia básica del agua, requiere la intervención de entidades públicas o ayudas de otras agencias, eso no va a suceder con los mercados del agua; si se trata de justicia distributiva, todo se basa en quién tiene los fondos, en quién tiene el valor más alto, de modo que no se trata de una participación justa, se trata de aquellos que obtienen el mayor rendimiento de lo que se obtiene del agua, así que si se quiere justicia distributiva se tiene que intervenir en el contexto de quién obtiene las asignaciones iniciales de agua”.

Asimismo, agrega que parte de no poder tener un control en la economía del agua, surge a raíz de países que comparten ríos o mantos acuíferos transfronterizos, sobre todo cuando se habla de las famosas aguas arriba, que no es más que la condición natural que recorre un manto acuífero con relación a los países colindantes, por tanto, las desventajas reales son para los países con aguas abajo. Es realmente en estos ejemplos como lo menciona el Dr. que no hay justicia distributiva o que es un desafío continuo que no va a desaparecer.

Profundizando en este tema, el Dr. R. Quentin Grafton complementa con otro de los grandes desafíos que enfrentan los países respecto a los que comparten cuencas transfronterizas, tiene que ver con la desinformación que se tiene o sobre el conocimiento que se va fabricando sobre la región, es decir:

“Hay disputas sobre los flujos de los arroyos, en realidad esos flujos de los arroyos están aguas arriba en la frontera o donde sea que estén, las disputas surgen a raíz de lo que la gente toma, como en las extracciones, … yo diría que tener buena información que sea entendida y aceptada por todas las partes, es una base firme para el diálogo, en otras palabras, es ponerlo sobre la mesa de manera transparente y al menos eso forma la base de la discusión, sin embargo, no va a resolver el hecho de que un país puede querer extraer más agua y se genere un conflicto, pero por lo menos se  tendrá un diálogo” esto permitirá suavizar las asperezas.

Finalmente, el Dr. aporta que la UNESCO se encuentra en una posición única que le permite participar a través de las Cátedras y también como órgano a través del Programa Hidrológico Internacional, que se encuentra inmerso en la mayoría de los países, por tanto, genera una alineación fortalecida con las metas del ODS 6.

“El Programa Hidrológico Internacional ha servido durante muchas décadas para ayudar y apoyar al seguimiento de estos casos, en términos de información sobre el agua, que es una de las claves primeras para todo lo demás, … el cual, si no avanza lo suficiente, no resolverá los problemas por sí mismas,… es un buen paso adelante y creo que eso es algo que la UNESCO podría y debería respaldar, para ofrecer, con suerte, mejores resultados para la transparencia

El mensaje del Profesor Quentin es claro, no solamente la UNESCO y los Organismos Internacionales deben de trabajar para contribuir a la Agenda 2030 y en específico del Objetivo 6. Agua Limpia y Saneamiento, si no que ahora más que nunca se busca la unión de todos los actores y la sociedad civil para no dejar a nadie atrás, comprendiendo entonces, que el agua es un constructo y medio que enlaza a la vida y al desarrollo de las Naciones.  

Trabajar con la Agenda 2030 a la par de otras instituciones para unir esfuerzos, ya no es solo una meta para nuestro futuro en común, en estos momentos, es una necesidad para proteger nuestro mundo azul y con ello, el agua como fuente de vida.

Conoce más:

Cátedra UNESCO en Hidroeconomía y Gobernanza Transfronteriza de las Aguas

quentin.grafton@anu.edu.au

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s