Coyuntura

La memoria histórica de la República de Kazajstán

Fuente: El Faro Luz y Ciencia, jueves 9 de julio de 2020, CDMX.
Escrito por: Lizbeth González y Karla Regalado | Miembros de la Red El Faro.

El día 8 de julio de 2020, se llevó a cabo la Conferencia “Avance de Kazajstán. El papel de la personalidad en la historia” por parte de la Embajador de Kazajstán en México el Excmo. Sr. Andrian Yelemessov, dedicada al 80º aniversario del Primer Presidente de la República de Kazajstán, Elbasy Nursultán Nazarbáyev.

Kazajstán va siendo conocida por México

Durante el curso de su historia ha representado el corazón y líder del Asia Central, rodeado de riquezas energéticas y naturales alimentadas del espíritu de su pueblo que construye sin detenerse la modernidad puesta en sus ciudades inimaginables, que, desde su independencia en 1991, cada paso que da hacia adelante ha representado una nueva cercanía con el mundo, donde su Primer Presidente Nursultán refleja la memoria del progreso y el cambio.

“Kazajstán y México tenemos mucho en común: la autodeterminación y la transformación” expresó el Embajador Yelemessov.

A través de la Conferencia, nos argumenta sobre el avance de su amado país Kazajstán.

Las mismas circunstancias los llevó al avance. Kazajstán formó parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas URSS, que después de su caída, trajo repercusiones nacionales: el volumen de producción de este país se redujo a la mitad, la agricultura disminuyó un 30% y el transporte cayó hasta un 70%; por su parte, el desempleo y la migración aumentaron de manera significativa. “Esto representó una crisis a gran escala y marcó una de las principales líneas de acción por parte del entonces mandatario Nursultán Nazarbáyev, para poder estabilizar al país” continuó el Embajador.

“A principios de la década de los noventa, bajo el liderazgo de Nursultán Nazarbáyev se desarrolló rápidamente un programa para reformar todas las áreas de desarrollo Estatal y se estimuló con éxito la modernización nacional, el Jefe de Estado presentó su Plan para el Desarrollo, en el orden de la economía y la política” enfatizó.

De esta manera, la República progresivamente consolidó instituciones sólidas y democráticas; así como una gran inversión en la modernidad, lo que llevó a que la República de Kazajstán tuviera un nuevo nivel de desarrollo y empezará a obtener reconocimiento internacional, así como reconfigurar su liderazgo dentro de la región de Asia Central.

“Nursultán Nazarbáyev dio la personalidad al Estado y levantó a su nación como Benito Juárez lo simboliza para México” argumentó el Sr. Embajador Andrian Yelemessov.

“Llevó al país a un nuevo nivel de desarrollo”.

La base del Estado se encuentra en el Plan de Desarrollo, el cual fue plasmado por su padre de la República, Nursultán, en tres etapas:

La Primera Modernización, efectuada en los primeros años de la década de los noventas, tuvo como objetivo la reconstrucción del sistema de administración pública; formar las bases para su incorporación armónica a una economía de mercado; integrarse a la comunidad internacional; transformar la esfera política, social y económica; además de utilizar la democracia como modelo para el pilar político, así como orientar al Estado hacia un desarrollo pacífico.

La Segunda Modernización, comenzó en el tercer trimestre de la década de los noventas y se completó en 2010, la cual, se concentró en una economía basada en el crecimiento sostenible. Esto logró que aumentará la calidad de vida y el Producto Interno Bruto PIB, lo que lo posicionó entre los tres países del mundo con el desarrollo más rápido, con China y Qatar; asimismo, con estos esfuerzos, dio paso a que el Banco Mundial determinará a Kazajstán del rango 86 en 2005 al lugar 25 en 2019 de las naciones con mejores progresos económicos.

“En 1996 el PIB per cápita era de 600 dólares, para 2013 estaba cerca de los 13,500 dólares, como resultado, el Banco Mundial puso a Kazajstán en la lista de países de ingresos medios”. indicó el Embajador.

Finalmente, la Tercera Modernización inició desde el año 2012 hasta la actualidad, donde el país se encontraba entre los 50 países más competitivos del mundo por su atractivo programa de desarrollo, sin embargo, no significó el último paso; Nursultán Nazarbáyev recitó un objetivo ambicioso para el avance:

“Estar entre los 30 países más avanzados del mundo, se está buscando la forma de hacerlo”, acentuó el Sr. Yelemessov como representante de su nación en México.

Los puntos principales para el mejoramiento de su país se concentraron en: fortalecer la estructura del Estado y estrechar la relación con la ciudadanía; el desarrollo efectivo de la economía con prioridades sectoriales y sustento a las PyMEs; la atracción de inversiones extranjeras; una mayor modernización e industrialización (digitalización incluida); ser un país abierto y transparente (esquemas de gobernanza); poner al centro a los 130 grupos étnicos y religiosos actuales que viven en armonía y tolerancia gozando de los mismos derechos (implementación que se consiguió después de una ola de congresos regulares y de diálogos interreligiosos); estrechar los lazos de cooperación con naciones como México.

“Creemos en los mismos principios que su país … los elementos esenciales, que hacen que esta nación se desarrolle a gran escala, es la transparencia del gobierno y la -administración de quien escucha al pueblo-” reafirmó orgulloso el Embajador.

Sobre la esfera de lo internacional, “Siempre la prioridad es ver al exterior y el mantenimiento de la paz … una política exterior constructiva basada en el principio de la multidimensión”, puntualizó.

De igual forma, durante la conversación virtual, el Embajador Yelemessov destacó sobre el papel de Kazajstán como operador de los crecientes flujos comerciales de este a oeste en la región euroasiática, representando una posición esencial para la conexión entre China, Rusia y Europa.

Nos falta conocer mutuamente más de nuestras naciones

Algo que no se puede dejar de admirar del pueblo kazajo, es un progreso hacia adelante en nuestros tiempos.

Durante estos años, Kazajstán ha obtenido más de 400,000 mil millones de inversiones por las mejoras a su legislación, lo que ha permitido la atracción de empresarios, dando un incentivo de no cobro de impuestos hasta por 10 años (dependiendo del caso), buscando que el sector empresarial tenga mejores condiciones (sin afectar el bien nacional). Le brinda apoyo, lo que ocasiona que las empresas extranjeras no quieran salirse del país. Con esto, ha permitido una constante en su economía.

Por último, en el contexto de esta pandemia global, el Embajador mencionó a la República de Kazajstán “como un ejemplo de superación” debido a las acciones que ha tenido el gobierno para combatir la epidemia: destinar 5.5 billones de tenges kazajos (312 mil millones de pesos mexicanos) para atender la crisis, destinando un gran porcentaje al aumento en los salarios del personal de salud, la construcción de hospitales, suspensión del cobro de impuestos y regulación a nivel estatal de los precios de alimentos y artículos de primera necesidad.

Se puede agregar que fue de los pocos países que no cerraron las fronteras, teniendo actualmente tienen 500,000 casos confirmados de COVID-19 de los cuales, 17,000 ya están recuperados; un buen número considerando que se encuentra entre la Federación de Rusia y la República Popular China.

Estos son los inicios bilaterales

México y Kazajstán hemos cumplido cuatro años de relaciones diplomáticas, lo que abrió las puertas de una relación que será más estrecha entre las naciones nodales en su región, comunes en sus principios y comprometidas con el desarrollo sostenible.

Kazajstán forma parte de distintos espacios multilaterales de decisión, es integrante de la Nueva Franja y Ruta de la Seda de China, es miembro de la Unión Económica Euroasiática, es la sede del Banco de Uranio Poco Enriquecido (LEU, por sus siglas en inglés) de la Agencia Internacional para la Energía Atómica AIEA, entre otros organismos y buenas relaciones con países como Estados Unidos y la Unión Europea; ha dado prioridad a la política de no proliferación de armas nucleares con acuerdos homónimos entre nuestras naciones, los tratados de Tlatelolco (México) y Semipalatinsk (Kazajstán); y desde que fue miembro no permanente del Consejo de Seguridad, Kazajstán apoyó activamente el ingreso de México.

“Para Kazajstán tener de amigo a México, es compartir los mismos valores y sueños, queremos que su nación lo sepa” concluyó el Sr. Embajador Andrian Yelemessov.

México es el ombligo del mundo, Kazajstán el corazón de la tierra, podemos encontrar nuevas realidades comunes entre ambos. Que ambas águilas vuelen juntas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s