Coyuntura

ODS 8: Trabajo Decente y Crecimiento Económico |México COVID-19

Fuente: El Faro Luz y Ciencia, miércoles 29 de abril de 2020, CDMX.
Escrito por: Noé Eduardo Díaz MartínezMiembro de la Red Juvenil El Faro/Agenda 2030.

El trabajo decente y crecimiento económico se están viendo severamente afectados debido a las circunstancias económicas y sociales actuales derivadas de la pandemia COVID-19.

COVID-19 en México; medidas para mitigar el desempleo.

El camino para lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible ODS 8: Trabajo decente y crecimiento económico está en riesgo por la emergencia económica que estamos viviendo.

Leer más: Objetivo 8: Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos

sdg 8 grande es

Leer más: Objetivo de Desarrollo Sostenible 8: Trabajo Decente y Crecimiento Económico. México

Las estimaciones mundiales consideran una decaída económica mundial y un aumento significativo del desempleo. De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional FMI:

 “el COVID-19 ha empujado al mundo hacia una recesión… El daño económico va acumulándose en todos los países, en paralelo con el incremento de nuevas infecciones y de las medidas de contención adoptadas por los gobiernos”.

“la economía más poderosa del mundo, los Estados Unidos, está sufriendo los síntomas económicos de la pandemia con una velocidad y gravedad sin precedentesEn las últimas dos semanas de marzo, casi 10 millones de personas solicitaron prestaciones por desempleo. Nunca antes se había registrado un aumento tan marcado y descomunal, ni siquiera en el peor momento de la crisis financiera mundial en 2009.”

Leer más: Panorama preliminar del impacto económico de la pandemia en cinco gráficos

En el caso de las economías emergentes y en desarrollo, el panorama es aún más desalentador, esto, en virtud de la gran cantidad de micro, pequeñas y medianas empresas que representan aproximadamente el 90 por ciento de todo el padrón empresarial en regiones como Latinoamérica.

“La tasa de desempleo se ubicaría en torno a 11,5%, un aumento de 3,4 puntos porcentuales respecto al nivel de 2019 (8,1%). De esta forma, el número de desempleados de la región llegaría a 37,7 millones. Asimismo, la elevada participación de las pequeñas y medianas empresas en la creación del empleo (más del 50% del empleo formal) aumenta los impactos negativos, pues este sector ha sido duramente afectado por la crisis, mientras que la desigualdad de género se acentuará con medidas como el cierre de las escuelas, el aislamiento social y el aumento de personas enfermas, pues aumentará la sobrecarga de trabajo no remunerado de las mujeres” destacó la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe CEPAL Alicia Bárcena.

Leer más: Pandemia del COVID-19 llevará a la mayor contracción de la actividad económica en la historia de la región: caerá -5,3% en 2020

En el caso de México, se registró la perdida de 346 mil 878 empleos formales entre el 13 de marzo (día que se inició las políticas de aislamiento) y el 6 de abril, de acuerdo con un comunicado por parte de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, de los cuales 193,000 (56%) se concentran en los estados de Quintana Roo, Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco y Estado de México. De igual forma, se dio a conocer que las PyMEs han perdido 52,061 empleos, mientras que las medianas empresas son las que más resienten los efectos económicos del COVID-19, ya que ellas reportan un total de 294,329 empleos perdidos.

Además de la notable cifra de desempleo, conforme a los datos del Instituto Mexicano del Seguro Social IMSS, 216,102 de ellos, han perdido el acceso a los servicios de salud por no cumplir con el requisito de ocho semanas de cotización, esto conforme a lo estipulado con el artículo 109 de la Ley del Seguro Social.

Ante esta ausencia, el Gobierno de México ha decidido implementar el Plan de Reactivación Económica para llegar a 22 millones de beneficiarios, con medidas como: otorgar créditos a micro y pequeñas empresas, así como apoyos a los sectores más desprotegidos (con un total de 2 millones 100 mil créditos); ampliación de los Programas Integrales de Bienestar y la creación de 2 millones de empleos.

Asimismo, el gobierno mexicano ha recomendado a los trabajadores acercarse a la Juntas de Conciliación y Arbitraje para denunciar los despidos ilegales.

Sin embargo, analistas financieros como Goldman & Sachs han señalado que estas medidas son insuficientes y que distan de la realidad que enfrenta y atravesará la economía de México en los próximos meses. En el país ha habido una opinión diferida sobre las estrategias para la recuperación económica, mientras que el Banco Mundial estima una caída de 6% del país.

La Organización Mundial del Trabajo OMT, ha emitido diversos informes donde enuncia las políticas que deben seguir los gobiernos de los países para hacer frente a la crisis:

1.- Realizar inversión pública; reducciones fiscales para personas de bajos ingresos y PYMES; subvenciones salariales a las empresas por un período de tiempo determinado con el objeto de garantizar la continuidad de la actividad empresarial; y la exención del pago de las cotizaciones a la seguridad social;

2.- Medidas de protección social como el fomento de las prestaciones por desempleo y programas de asistencia social, ampliación de prestaciones existentes a los trabajadores, reducción de la jornada laboral o prestaciones parciales por desempleo y;

3.- Políticas monetarias flexibles (reducción de tipos de interés).

Leer más: El COVID-19 y el mundo del trabajo: Repercusiones y respuestas. OIT

Al respecto, que el Gobierno de México mantenga el apoyo a las PyMEs y se sume progresivamente la realización de inversión pública sectorial y generar reducciones fiscales, permitirá en la realidad de nuestro país, salvaguardar el 90% de nuestras empresas y por consiguiente, sostener los empleos derivados.

En relación con lo anterior, es importante recordar que en el párrafo primero del artículo 39 del Código Fiscal de la Federación prevé la condonación del pago de contribuciones cuando se afecte alguna región o lugar del país a causa de epidemias.

De igual forma, es necesario la ampliación de medidas de protección social no solo de los apoyos económicos directos, sino que también, para prestaciones de seguridad social de los trabajadores en general, así como para las 294,329 personas desempleadas y sin seguridad social. El artículo 109 de la Ley del Seguro Social, señala en su segundo párrafo, que el Ejecutivo Federal puede solicitar al Consejo Técnico que se amplié el período de conservación de derechos de asistencia médica, farmacéutica, hospitalaria, etc., cuando las condiciones económicas y laborales del país lo requieran.

Finalmente, en estos paquetes de reactivación económica que ha promovido el Gobierno de México y sus acciones de atención a la población vulnerable, es importante mantener la comunicación con la OIT y tomar las sugerencias convenientes, de igual forma que en implementar otros paquetes de apoyo al empleo y al desarrollo empresarial de manera escalada; todo con el objetivo de salvaguardar el sector empresarial, así como el empleo de cientos de miles de mexicanos.

Podemos ser ejemplo mundial; el primer paso que debe dar México es, la voluntad de querer hacerlo.

Twitter: @noeeduardo22

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s