La importancia del cruce peatonal dinámicas de ciudades mexicanas.

La importancia del cruce peatonal dinámicas de ciudades mexicanas.

Por: Noé Ortiz

Recientemente, la movilidad urbana ha sido un tema que muchos académicos, organizaciones de la sociedad civil pero sobre todo los gobiernos locales. que se ha estado atendiendo desde sus respectivos campos de acción y con sus respectivas fuentes de información, sin embargo, a pesar de los distintos elementos que componen la movilidad urbana, no todos han sido atendidos con igual intensidad.

Por lo tanto, vemos ciudades como la capital mexicana, que está teniendo grandes avances en sistemas de movilidad articulada con los sistemas de Bus de Tránsito Rápido (BRT por sus siglas en inglés) y ciclismo urbano, más no así han recibido la misma atención otros aspectos de la movilidad, por ejemplo, la movilidad peatonal, y qué decir de otras entidades.

La movilidad activa tanto el ciclismo urbano como la actividad peatonal, ha cobrado importancia tanto en su apreciación y estudio académico, como eje que busca la revitalización del espacio público a través, principalmente, de las organizaciones de la sociedad civil y que las entidades gubernamentales comienzan a atender por su importancia en el desarrollo cotidiano de las ciudades en la dimensión social y espacial de los desplazamientos humanos.

En los distintos órdenes de gobierno mexicanos, la movilidad peatonal ha sido escasamente analizada y su atención ha sido prácticamente nula, probablemente porque los datos sobre los desplazamientos a pie son relativamente escasos a comparación de otras formas de desplazamiento y por la falta de interés del sector público, la sociedad civil o el pleno desconocimiento de los peatones respecto, por ejemplo, de la importancia  de los cruces peatonales en su dinámica diaria.

Normalmente la movilidad peatonal es abordada desde la perspectiva de los accidentes viales, la accidentabilidad en las ciudades y casualmente estos análisis surgen por la participación de vehículos motorizados, es decir, su perspectiva ha sido la seguridad vial y no su funcionalidad en los desplazamientos cotidianos como parte de un sistema complejo de movilidad urbana, con lo que podemos considerar a los cruces peatonales como factores de riesgo para los peatones y son el objeto principal de este texto.

Si los cruces peatonales fungen como un factor de riesgo para la movilidad peatonal cotidiana, será preciso analizar y comprender el comportamiento peatonal frente al riesgo, su exposición al riesgo y cómo afecta en la toma de decisiones. Hablamos de comportamiento y exposición al riesgo por la constante violación de los automovilistas a las normas de conducción o reglamentos de tránsito y por la actitud también transgresora de los peatones en sus desplazamientos, que elevan el riesgo de su integridad física.

Desde una visión funcionalista del desarrollo de las ciudades acompañado del tecnológico, el automóvil permitió desplazamientos a distancias y velocidades mayores, donde se presenta la dualidad de ciudades periurbanas y vehículos motorizados, ya que el automóvil permitió la expansión de ciudades y esas ciudades impulsaron el uso del automóvil, no sin descartar las distintas externalidades que se manifestaron con el uso constante y masivo de la movilidad motorizada, como los accidentes viales.

En el Estado de México, según datos del INEGI, el año 2016 presento un total de 13,308 accidentes viales, de acuerdo a los reportes de los gobiernos municipales que participaron en la elaboración del conjunto de datos de “Accidentes de tránsito terrestre en zonas urbanas y suburbanas”, de los cuales 508 accidentes se reportaron como Colisión con peatón o atropellamiento (INEGI 2016), conforme estos datos, surge la duda respecto del lugar donde ocurrieron esos accidentes y los cruces peatonales cobran relevancia.

Partiendo del hecho de que las autoridades han favorecido la movilidad motorizada, el factor riesgo se ha incrementado al no destinar recursos públicos para fortalecer la movilidad activa a través de una adecuada infraestructura para la movilidad peatonal y masiva, haciendo por lo tanto, más difícil el acceso peatonal a las ciudades.

Un primer paso que deben llevar a cabo investigadores académicos y autoridades locales, es identificar los cruces peatonales y diferenciarlos para generar una clasificación de éstos conforme su utilización, afluencia, factor de riesgo, diseño, equipamiento, estado de su infraestructura, ubicación geográfica, entre otros.

Los cruces peatonales, son aquellos que creados formal o informalmente están habilitados para los peatones ya sea que estén ubicados en zonas que favorezcan o no la movilidad peatonal; análisis cuantitativos serán necesarios para determinar en número y características la totalidad de cruces peatonales de un municipio, así como su categorización; los análisis cualitativos aportarán la percepción de los usuarios con respecto de la infraestructura y factor de riesgo de cada cruce peatonal, con los sistemas de información geográfica se visibilizan los cruces y junto con sus atributos podremos visualizar aquellos cruces que presentan mayor factor de riesgo, o los mejor equipados, etc.

Un ejemplo de identificación de cruces peatonales dependerá del diseño de las ciudades, en la Imagen 1 se aprecia una trama urbana irregular ubicada en el Municipio de Naucalpan de Juárez, Estado de México y en la Imagen 2, se aprecia una trama urbana regular en el Municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México, ambos municipios con una gran cantidad de cruces peatonales pero con dinámicas de movilidad un tanto distintas y debido a las diferencias entre las tramas urbanas, los análisis de los cruceros arrojarán resultados únicos para cada municipio.

Imagen 1. Trama urbana irregular. Municipio de Naucalpan de Juárez, Estado de México.

peaton

Fuente: Elaboración propia.

Imagen 2. Trama urbana regular. Municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México.

Peaton de Nezahualcoyotl

Fuente: Elaboración propia.

Es preciso partir del hecho de que la movilidad peatonal es en su mayoría una necesidad por desplazarse para llegar a destinos específicos y que por lo general forma parte de otros modos de transporte, por lo que las autoridades gubernamentales deben atender esa necesidad de manera cabal, así como promover su correcto y seguro funcionamiento.

La movilidad peatonal es aquella que de manera particular encuentra mayores obstáculos para su pleno disfrute, como banquetas en mal estado, comercio informal o formal obstaculizando su trayecto, registros o coladeras abiertas, postes de luz o teléfono mal ubicados, entre otros, lo cual revela el difícil entorno en el cual un peatón se ve obligado a desplazarse o bien a utilizar la vía destinada a la movilidad motorizada, incrementando el factor de riesgo, aun así esta movilidad cuenta con grandes potenciales sobre todo por su papel en la reducción de la huella de carbono de las ciudades y en mejorar la salud de los peatones.

A pesar de la funcionalidad que cubren los cruces peatonales, es preciso indicar que existen por una disrupción en su entramado debido a la existencia de infraestructura para la movilidad motorizada, ponen en riesgo la vida de los peatones y en cierta medida son un obstáculo para sus desplazamientos, por lo que su estudio y rediseño deben ser prioridad en la construcción de la política pública de movilidad urbana de las ciudades urbanas y periurbanas.

Dichos análisis servirán para conocer cuántos cruces peatonales existen en una ciudad, catalogarlos dependiendo de su uso y condiciones físicas, su factor de riesgo y cantidad de peatones que los utilizan, si están cerca de viviendas, zonas de trabajo o zonas escolares, cuánto tiempo esperan los peatones para cruzarlos, cuanto tiempo les toma cruzarlos, identificar si cuentan con semáforos peatonales, saber si el comportamiento de los peatones es igual o no en los distintos tipos de cruceros, entre muchos otros.

Es por ello que diversas organizaciones de la sociedad civil, nacionales e internacionales, han creado el concepto de Cruce Seguro a Nivel de Calle, el cual requiere de menos recursos públicos, es incluyente, brinda protección al peatón e incluso pacifica el tránsito, véase la imagen 3.

Imagen 3. ¿Qué es un cruce seguro a nivel de cale?

Cruce seguro

Fuente: Liga Peatonal

Es en este tenor de ideas que los gobiernos locales están obligados a poner mucha mayor atención a los diversos elementos de movilidad urbana donde el cruzar una calle es tan importante como las millonarias inversiones en sistemas de movilidad masiva, incluso podrían ser más importantes debido a que es la vida humana la que está en riesgo.

Por lo anterior se brindan las siguientes recomendaciones a todos aquellos candidatos que como resultado de las próximas elecciones de julio gobernaran municipios y alcaldías en nuestro país:

  1. Identificar y catalogar los cruceros según su funcionalidad, factores de riesgo, infraestructura y localización geográfica.
  2. Destinar una partida de los recursos públicos a la mejora de los cruceros peatonales para hacerlos funcionales en los desplazamientos cotidianos de las ciudades.
  3. Reconfigurar el espacio público a través de la funcionalidad de los cruceros peatonales.
  4. Impulsar la participación ciudadana y la incorporación de la academia para el estudio, análisis y tratamiento de los cruceros peatonales.

 

Fuente de consulta:

http://www.inegi.org.mx/sistemas/olap/proyectos/bd/continuas/transporte/accidentes.asp

Biografía Noé

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: